La aventura de ir desde Hsipaw a Mandalay en tren

publicado en: Hsipaw y el acueducto | 2

Tras tres noches de relax en Hsipaw decidí cambiar de aires y hacer el recorrido en tren para ver el acueducto y volver a Mandalay.
El hostal donde me quedé se llama Yee Shin Guest House.

Hostal Hsipaw
Hostal Hsipaw

Habitaciones privadas con baño compartido por 6$ y desayuno incluido. Intente hacer trekking por la zona pero las rutas eran de tres días y dos noches y yo quería 2 días y 1 noche, cosa que al no hacer grupo no pude hacer, pero bueno necesitaba descansar y eso hice. Leer, escribir, dormir, comer bien…
Para el tren no hace falta comprar el ticket el día anterior.

El tren sale a las 9:25 aunque finalmente salio a las 10. Las taquillas las abren a las 9 por lo que lo compras en el momento, no se llena nunca por lo que no hay problemas.

Dejo los precios del tren con sus paradas 🙂

Horarios y precios
Horarios y precios

Muchos turistas hacen esta ruta para ver el acueducto por lo que no vas solo a no ser que cojas la clase ordinaria. Bastante gore esta clase. Tiene estructuras de madera simulando asientos, duros como piedras.

Mi trayecto era de 14h por lo que deseché esa clase ordinaria pensando en mi salud mental y corporal 🙂
El tren es viejo, lento…más que un medio de transporte para viajeros es una atracción. Se tambalea de forma desproporcionada, tirando las mochila desde los estantes encima de los asientos.

La velocidad media es 30 km/h. Los raíles parecen que van a partir el tren en cualquier momento, el recorrido te sorprende con alguna planta entrando en tu ventana jijij

En todo momento hay señoras recorriendo el tren ofreciéndote comida. Llevan bandejas cargadas hasta arriba de snack y comida colocadas en sus cabezas. Además de que en cada parada tienes puestos donde comprar comida y fruta 🙂

Como todo no podían risas, en el primer pueblo me bajo a comprar comida y al llegar a mi sitio esta sentado un hombre que dice que su sitio es ese. Efectivamente me habían puesto un vagón que no existía, así que a cambiar de lugar y esperar que no llegue ningún turistas más a echarme de mi nuevo sitio 🙁

El acueducto se ve alto, altísimo. Lindo de ver aunque para mi parecer lo que mas impresiona es en trayecto 🙂

Acueducto
Acueducto

Al llegar a Pyin U Lwin nos bajaron a todos del tren y a esperar una hora al siguiente que iba a mandalay.

Tiempo para tomar una cerveza, comer algo de verdura y plátano rebozado con una salsa picante exquisita y jugar con los niños en la estación esperando la vuelta del tren que por supuesto se retrasó, eso de cumplir horarios aquí va de aquella manera 🙂

Con los nenes
Con los nenes

El camino de Pyin U Lwin a Mandalay…como os cuento a ver…frio polar!!!!

Había ventana rotas que no bajaban por las que entraba un frío helado además del movimiento de balanceo que tenía en tren. Al ser más tarde y más cansados se hizo un poco largo y duro.

Frío polar
Frío polar

Al llegar a la estación te atacaban los taxistas para llevarte a tu hostel y si no tienes ofrecerte uno. Me pidieron 3000 Kyat por llevarme al hostal donde quería dormir, cosa que me negué.

Mi intención era ir andando, había visto por el mapa que no eran más de 30min. Cuando salí de más estación hacia un frío que pelaba, la ciudad casi no tiene iluminación y justo se me acerca un hombre que a donde iba, le dije el hostal y me pidió 1000 kyats. Me pareció un precio razonable. No era un taxi, no era una moto taxi, era una sillita con una rueda soldada a una bicicleta pedaleada por este hombre O__O
Tenía 45 años, musulmán y con 2 niños. Me preguntó su era católico, si creía y por supuesto su segunda pregunta fue porque no creía jiji.
El camino fue genial pero me dio apuro por el hombre, un hombre que casi me duplica la edad a las 12 de la noche pedaleando por un turistas de 30 años…

Fue llegar al hostal y pagarle más de lo acordado, me pareció justo. Se ofreció a ayudarme con la mochila grande cosa que me negué pero me siguió hasta el hostel y llamó en birmano al hostelero que andaba por allí durmiendo. Un amor de señor 🙂
Tras 14 horas en tren y una experiencia más en el recuerdo… tocaba descasar.

Dejo las fotos de la galería fotográfica de hsipaw y el acueducto en el siguiente link 🙂

El viajar es algo emocionante y muy instrucivo. Te enseña muchas a ser mas abierto de mente aprendiendo de otras cultural y de otras mentalidades. Este proceso de aprendizaje es lento y se necesita muchas veces de tiempo para asimilarlo. Démonos tiempo

2 Responses

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu comentario