Hampi: La impactante “Ciudad de la Victoria” y cuna de la escalada en India

publicado en: Hampi, Karnataka | 0

Una semana en Goa nos hizo relajar, tranquilizar, cargar pilas y comer bien para volver a viajar con unas ganas increíbles. Nuestro siguiente destino no iba a ser otro que la impactante Hampi.

¿Qué conocíamos de Hampi? Sinceramente no me gusta empaparme del lugar buscando mucha información con la intención de no ir sobrecargado de información e imágenes que me puedan crear falsas expectativas.

Es uno de los lugares más visitados en India para la práctica de la escalada, al estar repleto de boulders.

Desde Goa hay que saber que no hay tren directo a Hampi, teniendo que hacer un cambio en Huballi. Revisar los horarios porque a nosotros nos pasó que tuvimos que hacer noche en Huballi. Los hostales están alrededor de 500 rupias para dos personas y ubicados cerca de la estación de tren. Hay bastante oferta hotelera por lo que la parada en este pequeño pueblo puede ser un buen momento para salirse de la ruta turística. El tren de Goa a Huballi nos costó 90 rupias por persona.

Ya sí al día siguiente cogimos el tren hacia Hampi por la mañana. El trayecto es corto por lo que en menos de unas horas llegas a Hosapete que es la ciudad mas cercana. Allí como siempre nos esperaban miles de tuk tuk queriéndonos llevar a Hampi por precios que de primeras tienes que estimar son muy superiores al real. Los locales comparten autorishack pero para los turistas con mochilas es más difícil meterse con ellos porque van abarrotados.

En la estación de autobuses, a menos de 10 minutos andando, hay un bus cada hora que te lleva a Hampi por unas 30 rupias por persona. Por lo que recomiendo no pagar mas de 70 rupias por persona en un autorickshaw privado.

Nosotros pagamos 150 rupias los dos por un autorickshaw privado ya que como siempre no teníamos hostal y no queríamos llegar a la noche. El chico Indio se portó diciéndonos bien los precios por lo que aceptamos que nos llevara.

Como siempre los rickshaw tienen contactos de hostales, guest house de amigos o familiares. Éste no iba a ser menos, así que nos llevó a uno. Peleando conseguimos rebajar el precio a 400 rupias, dos personas y baño privado. Su nombre Archana Guest House.

Tienen un restaurante también con una comida bastante rica de precio económico y wifi. Se encuentra con vistas al río, perfecto para un chai con buenos atardeceres.


Un poco de Hampi

Conocida como la Ciudad de la Victoria. Su extensión alcanza los 26 kilómetros cuadrados en el valle del río Tungabhadra. Hampi pertenece al estado indio llamado Karnataka. Esta hermosa ciudad contiene más de 350 templos sumando el centro y alrededores, siendo culturalmente muy rica. Hampi fue capital del imperio Vajayanagara casi 220 años.

Hampi fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año en que nací, 1986.

Fue visitada por persas, portugueses e Italianos. Todos dejaron palabras de bellezas en su camino sobre esta ciudad como el persa Abdur Razzak que dijo:

La ciudad era de tal modo grandiosa que sus ojos nunca había visto nada parecido y que no tenía conocimiento de existir en el mundo lugar como éste.


Hampi está dividida, como he mencionado por el río Tungabhadra. La zona de los templos, al sur del río es la zona más turística y masificada por guest houses, restaurantes, estación de buses y mercado. Esta parte tiene más ambiente de pueblo con grandes pinceladas para extranjeros.

Esta zona como he mencionado está repleta de zonas que ver. Recomiendo alquilar bicicletas para poder ir con la libertad que quieras tener, aunque hay turistas que pagan un tour en autorishaw por un día llevándote a la mayoría de los templos. Cada uno es libre de elegir. La bicicleta nos costó 100 rupias por persona.
Los paisajes de Hampi son espectaculares, la vegetación contrasta radicalmente con las piedras secas, áridas y enormes colocadas por todos lados. Pareciendo que han sido puestas intencionadamente en cada lugar de Hampi, precioso.

La zona de Hemakuta es de visita obligatoria para poder recorrerse a paso tranquilo, con el fin de poder observar cada uno de sus rincones e imaginarse lo que hace cientos de años era un imperio quedando ahora solo ruinas. Acceso gratuito. Recomiendo el atardecer y el amanecer, un espectáculo.

Por supuesto no podemos olvidar la calle principal, Hampi Bazaar. Comunica el hermosísimo Virupaksha Temple dedicado al dios Shiva. Impresionantemente bello, su interior y su exterior. Para acceder por supuesto hay que dejar el calzado fuera y pagar por ello 2 rupias.


Al otro extremo de este templo se encuentra el museo de la foto. En esta zona estaban los antiguos establos. Imaginarse esta zona en aquellos años de antaño y pasear por sus calles históricas, simplemente precioso.

En esta zona recomiendo subir al Matanga Hill y al Achyutaraya Temple para ver una panorámica de Hampi de 360ª. Desde esta altura puedes ver con certeza la grandeza de sus paisajes y vegetación. Impresiona siempre y tantas veces lo mires.

La otra zona de Hampi es al cruzar el río. Éste tiene un precio de 10 rupias por persona y hay que estar atento porque sobre las 17:30 sale el ultimo barco. Preguntar para no quedarte tirado en el lado opuesto si necesitas volver.

Esta zona tiene menos hospedaje, pero sí es verdad que es más tranquila y las guest house son algo más grandes habiendo cabañas y bungalows, además de algún que otro resort. Decidimos cambiar de lugar para conocer esta zona también. A nosotros nos coincidió al día siguiente Independence Day en India por lo que todo, absolutamente todo estaba repleto. Así que los precios eran más altos y no había mucha alternativa. Nos hospedamos en Ever Green Café por un precio de 300 rupias dos personas.

Esta zona es mucho más tranquila, más rural, más amplia. La mayoría de los restaurantes se encuentran dentro de las guest houses. Esta zona está muy enfocada al boulder, pudiendo alquilar todo lo que se necesita para la práctica de este deporte.

Calles sin asfaltar, cultivos de arroz, picos de piedras imposibles, naturalidad, tranquilidad…un placer. Tres días y nos faltaron más ya que es un placer pasear por aquí.

Alquilar moto es casi obligatorio en esta zona. Pagamos 380 por dos días. Os recomiendo recorrer todos los rincones que os encontréis.

Visitar el Monkey Temple, una preciosidad y lleno de turismo local donde subir conlleva un gasto de energía considerable con sus cientos de escaleras hasta la cima.

Visitar Anegudi, pequeño pueblo a las afueras. Un manso de tranquilidad y poco turístico. Si tenéis que sacar dinero del banco, este es el lugar ya que posee el único cajero en kilómetros a la redonda.

Paisajes increíbles allá por donde andes. Una preciosidad en forma de recuerdos.

El perderte por calles, caminos, carreteras y pueblos te regala recuerdos inolvidables como nos ocurrió a nosotros. Íbamos deambulando cuando vimos un par de templos y decidimos parar. En uno de ellos y sin saberlo se estaba celebrando Independence Day y todos andaban comiendo en comuna. Por supuesto no iba a ser de otra forma nos invitaron a comer. Sentándonos con ellos y dándonos de su comida.

Todo espectacular, gracias por ser como sois India.

Esa misma noche en Hampi Bazaar se celebró Independece Day llevando a Shiva en hombros hacia el interior de Virupaksha Temple.

Música, bailes, rezos, cantes, gritos, fuegos artificiales…un espectáculo sonoro y visual que pude disfrutar.

Mi amiga y yo, ya sí nos despedimos. Ella seguiría su camino y yo el mío. Un placer haber viajado unos días juntos. Que disfrutes tu camino y a seguir sonriendo.

Tras 6 días en Hampi y de nuevo solo, tocaba moverse y conocer otros rincones de este precioso país. Gokarna me esperaba, con ansias quería conocer esta zona playera con alma tranquila y gente afable. ¿Te apetece conocerlo?

 

En cualquier rincón de India puedes sentirte extranjero pero en cualquier rincón de India te abrirán las puertas para que te sientas uno más.

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu comentario