Manila, la capital de Filipinas

publicado en: Filipinas, Manila | 2

Tras dejar atrás un hermoso viaje de 6 meses por la amada India tocaba cambiar de país y de cultura. Llegué a Filipinas, aquel archipiélago que perteneció a los españoles en algún momento y del que solo queda la religión como estandarte y algunas que otras palabras en español. Nuestro primer destino no sería otro que la capital de Filipinas, Manila. Hablo nuestro porque este viaje lo organicé con una amiga viajera que conocí en mi aventura por India.

Llegamos a Filipinas sin la menor idea sobre como moverse, donde hospedarnos y que visitar en la ciudad. Volvemos a la aventura 😉

Muchos nos habían hablado de la suciedad y la pobreza de filipinas antes de llegar a este país. Entiendo que haber estado viajando 6 meses por India te cambia la regla de medir este tipo de situaciones que pueden resultar desagradables para la vista. Si os soy sincero nos encontramos con una ciudad bastante bien organizada y con una comunicación de transporte publico bastante extensa, desde tren, buses, taxis hasta los amados Jeepney, después os contaré sobre ellos.

Al salir del aeropuerto el medio de transporte más económico por supuesto es el bus, y la conexión no es mala. El bus del aeropuerto te deja en JVH (40 pesos), que es la estación de bus de conexión con el resto de la ciudad. Allí andando podréis coger un tren o como nosotros hicimos montarse en el transporte local por excelencia en Filipinas, el Jeepney.  Pagamos 20 pesos para los dos desde JVH hasta el distrito de Malate donde buscaríamos alojamiento.

Con Meli en nuestro primer Jeepney

Los jeepney son parecidos a unos camiones con asientos a lo largo del mismo donde la gente se apelotona para poder buscar un hueco. Se paga en función de donde se quiera bajar la persona. Es curioso ver como el dinero va de mano a mano entre los pasajeros hasta llegar al conductor y éste devuelva el cambio de la misma manera, de mano en mano hahahaha.

Variopinta variedad

El precio en la ciudad ronda más o menos siempre lo mismo ya que los trayectos de estos jeepneys no son excesivamente largos y de ahí la existencia de muchísimos de ellos.

El precio por persona son entre 7 y 10 pesos por trayecto, más es una estafa, a excepción de determinados trayectos.

Una vez en “nuestro barrio” tocaba buscar un lugar donde poder dormir. Nuestra idea era establecernos no más de 2 días en esta ciudad ya que solo teníamos un mes para estar en el país y queríamos bajar muy al sur del país. Buscamos y buscamos pero os digo que los precios la verdad que son altos en comparación de donde veníamos…ningún lugar se puede comparar con India y sus precios. Al final dimos con un lugar donde por su aspecto exterior no era de lo mas acogedor, el dueño era encantador y la habitación decente en comparación con lo que habíamos visto y sus precios. Pagamos 550 pesos para dos personas por noche, alrededor de 10 euros.

Un poco sobre Manila

Tiene una población de 1.700.000 habitantes siendo la segunda ciudad mas poblada del país. La ciudad está dividida de diecisiete distritos. Su nombre proviene de la palabra Maynila que significa “donde hay Nilad”. Nilad es un arbusto de la zona. Los habitantes de Manila se les llama Manileños. La ciudad posee, a pesar de las numerosas destrucciones ocasionadas por los estadounidenses y los japoneses en la segunda guerra mundial, ejemplos de la arquitectura española del siglo XVII. La conocida Intramuros estaba fortificada por un muro construido por los españoles en su ocupación. En ella se encuentra la sede de la Universidad de Santo Tomás y de la Academia Filipina de la Lengua Española. Posee varios museos, así como bibliotecas y un observatorio.

Qué hacer en Manila

  • Visitar Manila es sinónimo de visitar los restos del asentamiento español en la ciudad. Intramuros es un lugar perfecto para caminar por sus calles y observar sus edificios coloniales del sigo XVII. Andar por sus calles te traslada a la España de antaño, de libros y películas.
  • El fervor religioso aquí, a diferencia del resto del sudeste asiático, es hacía el Cristianismo. La mayoría de los Filipinos son muy creyentes y devotos. Iglesias cristianas y escenificaciones religiosas son bastantes comunes de ver por la ciudad.
  • Otro lugar que recomiendo visitar es el Rizal Park, se encuentra antes de llegar a Intramuros. Es un parque que llega hasta la playa. Bonito y cuidado lugar donde los estudiantes se reúnen después de clases para bailar, charlar, almorzar o descansar. En este bonito parque conoceremos a Lapulapu, el primer héroe de las Filipinas.
  • Por supuesto no va a ser el primero, ni el más espectacular que veas en Filipinas pero siempre nuestros sentidos te agradecen que les regales un atardecer. Por lo que no hay que perderse el sunset paseando por el paseo marítimo 🙂
  • Otro lugar por donde pasear y disfrutar de otra influencia muy asentada en este y cada vez en mas países es la Chinatown. Se encuentra al otro lado del Jones Bridge, cruzando el enorme Pasig River.

Esta zona si es más parecida al resto del sudeste asiático que conocemos. Tienes para comprar de todo a un precio bastante bajo y comer abundante económicamente barato.

  • En función de la temporada de vuestra visita, el calor puede ser agobiante por lo que para escapar un poco de una humedad de más del 90% bueno son los mall. Robinsons Mall era nuestra escapada del calor, además de poder comprar algún recuerdo que otro o ropa si necesitas algo. Tener cuidado que hay más falsificaciones que marcas reales hahahaha

En los puestos ambulantes de afuera de los Malls está la misma ropa que dentro pero a menos de la mitad de precio.

Solo dejaros empapar por la calidez de los filipinos, su forma de ser afable, amistosa y generosa. Disfrutad.

Entre nenes

Tras dos días adaptándonos a este país precioso decidimos establecer ruta. Nuestro siguiente destino no iba a ser otro que la isla que posee la nombrada mejor playa del mundo en 2010, BORACAY ISLAND.

Os apetece conocer uno de los lugares más famosos de Filipinas, síguenos que vamos en ruta 🙂

 

“Viajando conoces mucha gente. Gente que se convierte en importante en tu vida y gente que pasan desapercibidas. Solo te tienes que parar para sentirlo y no dejar escapar el momento de compartir situaciones con esas personas”

2 Responses

    • PorOtrosLares
      PorOtrosLares

      ? ya te queda poco. Lo disfrutarás muchisimo. Es un país muy divertido

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu comentario