Nusa Lembongan, pequeña y preciosa isla a un paso de Bali

publicado en: Nusa Lembogan | 0

Tras la estancia en Kuta (Lombok) y la salida de la isla un poco in extremis decidimos el siguiente destino, Nusa Lembongan.

A la mañana siguiente tras una búsqueda por Google encontramos el public slow boat que buscábamos para cruzar a Nusa Lembongan. Hay muchísimas opciones para cruzar a la isla. Muchísimos ferrys que en 45 minutos te dejan en la playa de la isla pero a nuestro parecer bastante caros así que decidimos por esta forma de cruzar.

Esta embarcación tarda una hora y media, el doble aproximadamente que los otros pero como 3 veces menos de precio, 100000 rupias indonesas, algo menos de 7 euros. Nosotros lo contratamos la misma mañana que nos montábamos y la oficina se encuentra en frente de donde sale, Sanur Beach.

El barco además de pasajeros transporta comida encargada para diferente establecimientos de la isla, por lo que vas acompañado de verduras, frutas, garrafas de agua

Cargamento de provisiones
Cargamento de provisiones

Al llegar lo que sorprende no es la isla, si no su agua, su transparencia, su azul turquesa intercalado con el verde coral del fondo del mar…impresionante, te saca una sonrisa 🙂

Un agua que enamora
Un agua que enamora

La isla tiene bastante alternativa para hospedarse, nosotros elegimos Nyoman Guest House y la verdad que no nos equivocamos.

Muy limpio, habitación con cama grande, baño privado, terraza y desayuno incluido, por 11 euros la noche. Lo chicos que llevan el hostal son majisimos ayudándote en todo lo que necesites, salimos encantados 🙂

  • Que hacer:

Tienes muchas alternativas de actividades en la isla. Desde alquilar una moto y recorrer la isla por tu cuenta hasta hacer tour entre islas, buceo, snorkel, surf, clases de cocina…

Lucia hizo submarinismo en uno de los tantos centros de buceos. Pudo ver mantas rayas aunque no el pez Mola Mola que era lo que quería ver, en otro momento será 🙂

Yo alquilé, en una de las tiendas que ofrecen clases de surf, una tabla y el barquito que te lleva hasta donde rompen las olas en la playa principal de la isla. La verdad que esta muy llamativo estár a kilómetros de la costa haciendo surf y viendo el coral debajo de tus pies aunque peligroso a mi parecer. Un chico que contrató clases cayó sobre un coral que estaba mas alto de lo normal y se arañó todo el pecho. Menos mal que no se golpeó la cabeza porque hubiera habido un final bastante distinto O__O

Para movernos por la isla alquilamos una moto en nuestra guest house por 25000 rupias el dia. Creo que es la mejor opción ya que unida por el golden bridge a Nusa Lembongan esta la isla Nusa Ceningan y es una paseo muy chulo para hacer.

Golden Bridge
Golden Bridge

Ceningan es de menor tamaño y menos turisteada. Genial para visitarla y observar su precioso atardecer 🙂

Atardeceres
Atardeceres

Recorriendo la isla encuentras postales geniales y lugares mas recónditos que sin la moto no podrías conocer.

Cementerio con sombrillas
Cementerio con sombrillas

Otra opción es apuntarse a alguna clase de yoga, cosa que decidimos hacer otro de los días. Lo dimos en Yoga Serenity pagando 100000 por hora y media de clases. La verdad que la profe corregía las posturas bastante dirigiendo la clase genial 🙂

Al sur de Jungut Batut hay un punto donde se puede ver toda la isla desde arriba dejándote postales muy recordables. Buen lugar para ver el atardecer. Hay un restaurante donde poder tomar algo con estas vistas pero por supuesto preferimos unos asientos al lado de la carretera 🙂

Nusa Lembongan desde las alturas
Nusa Lembongan desde las alturas

Por suerte a nosotros nos coincidió con la festividad del Kuningan. Los locales se visten con sus mejores galas y salen a la calle en dirección a sus templos donde culmina la festividad con rezos y cantes. Visualmente espectacular 🙂

  • Playas:

Aunque Nusa Lembongan es relativamente pequeña tiene un buen numero de playas en las que relajarse y disfrutar de sus paisajes y entorno.

– Al norte esta la playa del faro, esta zona es una zona de corales y barcas locales lo que le da un aspecto distinto a las playas que estamos acostumbrados a ver. Bonita si no fuera por la suciedad que hay. Es también una buena zona para bucear, snorkel e incluso surf de iniciación.

Jungut Batu Beach, es la playa donde te bajas al llegar a la isla por barco. Playa con poca arena y a la tarde con mareas fuertes. El agua es increíblemente clara. Buena zona para un día de tomar el sol y estar cerca del pueblo.

Playa Jungut Batu
Playa Jungut Batu

– Bajando está Mushroom Beach. En esta playa no estuvimos ya que nos decidimos por otras pero tenia muy buena pinta 🙂

– Ya al sur se encuentra Dream Beach. Nos la recomendaron para hacer surf y su entorno pero el día que fuimos más que una playa parecía un monstruo con ganas de tragarse a alguien. Es una playa pequeña y las olas rompían con una fuerza brutal haciendo casi imposible bañarse además de para nada relajante el tumbarte en el poco de arena que quedaba al subir la marea. Con otra marea una playa muy recomendable.

Dream Beach
Dream Beach

Al lado de esta playa se encuentra el punto Devil’s Tear. Esto es un acantilado de rocas que al romper las olas, y rompen con muchisima fuerza, contra la parez rocosa provoca una imagen bastante sorprendente escupiendo el agua de forma muy llamativa.

Devil's Tear
Devil’s Tear

Tras tres días de relax máximo en Nusa Lembongan decidimos cambiar e irnos al sur de Bali, a la playa de Bingin Beach 🙂

Os dejó en este enlace del blog de Lucía donde os cuenta su experiencia en esta misma isla.

La galería fotográfica de Nusa Lembongan se encuentra en el siguiente link.

Todo viaje desafia nuestra fábula moral, los errores, la apatía, la incoherencia de saber lo difícil que será volver

¿Te ha parecido interesante? Déjanos tu comentario